4 mar. 2012

La Reestructura de Grecia y Credit Default Swaps

“La Reestructura de Grecia mantiene latente el riesgo de activación de los CreditDefault Swaps”
Por Gabriela Siller Pagaza, PhD
Banco Base

Continúan los altibajos en la bolsa y en el tipo de cambio, donde las ganancias derivan de una mejor expectativa sobre la economía de EU y las pérdidas son consecuencia de las noticias sobre Grecia.
Cabe mencionar que el 9 de marzo es la fecha límite para las propuestas del intercambio de la deuda de Grecia con el sector privado. Si la participación del sector privado en la reestructura de Grecia es menor al 75%, el gobierno de ese país podría forzar el intercambio, lo cual se consideraría un evento crediticio que activara los credit‐default swaps que tanto preocupan al mercado.
Un credit‐default swap (CDS) es una operación financiera de cobertura de riesgo, que se materializa sobre un determinado instrumento de crédito que normalmente es un bono o un crédito. En los CDS el comprador realiza una serie de pagos periódicos y a cambio recibe una cantidad de dinero, en caso de un evento crediticio el cual puede ser un impago, una subordinación sobre los inversionistas y una violación a los coventants, entre otros.
Aunque un CDS es similar a un seguro, se diferencia significativamente de este en que no se requiere que el comprador haya incurrido en el riesgo real de compra de deuda. Es decir, un seguro se establece sobre algo que es propiedad del asegurado, pero un CDS no necesariamente se hace sobre alguna propiedad del asegurado, por eso se le puede denominar “naked” y es equivalente a una apuesta. Cabe mencionar que el Parlamento Europeo prohibió la emisión de los CDS "naked" el 1 de diciembre de 2011, ya que se considera que provocan una volatilidad excesiva en el mercado al activarse.
La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA, por sus siglas en inglés) es la encargada de


decidir si ha existido un evento crediticio. Los inversionistas institucionales envían sus preguntas a esta asociación y un comité vota para decidir si se considera como un evento crediticio. La asociación ya votó una vez sobre la pregunta de si el intercambio de la deuda de Grecia realizado con el Banco Central Europeo, la cual está exenta de pérdidas, se considera una subordinación sobre el resto de los inversionistas. A lo anterior la ISDA respondió que no se considera un evento crediticio. Sin embargo, la asociación podría recibir otra pregunta si el gobierno de Grecia decide utilizar las cláusulas de acción colectiva al no contar con la participación suficiente del sector privado. El 9 de marzo es la fecha límite para las propuestas del intercambio de la deuda de Grecia con el sector privado por lo que se considera que podría ser la fecha en que se activen los CDS, lo cual generaría un efecto dominó sobre el mercado financiero y cambiario.
Como consecuencia, es probable que la siguiente semana se de una mayor volatilidad y que el tipo de cambio se presione a la alza, aunque de forma temporal. Asimismo, el euro podría bajar nuevamente a niveles de 1.30 dólares.

Gabriela Siller Pagaza, PhD